Del verbo ser

Del verbo ser

No me había levantado porque nunca me acosté. Pero parecía que el sol había traído una realidad diferente. Como cuando estás sentado frente al televisor viendo una novela y puedes ver lo sobreactuada que está, puedes reírte de la caricaturización que hacen de los personajes, de la vida y de los problemas. Así me había levantado. Así veía la vida. …